Esta bella ciudad de la Comunidad Valenciana está situada en la Costa Blanca al norte de la provincia de Alicante y se distingue como la Capital de la comarca costera de la Marina Alta, tambien conocida como “Marquesado de Denia”

Su orografía es bastante compleja y accidentada surcada por múltiples acantilados, calas rocosas, preciosos valles, protuberantes formaciones Montañosas como el Montgo con 753m de altura, declarado Parque Natural del Montgo 1987 logrando proteger su flora y su fauna y la Sierra de Bernia. La costa de esta comarca destaca por sus cabos más emblemáticos como el Cabo de San Antonio, Cabo de San Martín y Cabo de la Nao, formando una peculiar punta sobresaliendo sobre las magnificas aguas del mar Mediterráneo.

La ciudad de Denia se ha dedicado principalmente a lo largo de su historia a las actividades agrícolas y pesqueras. Sus tierras han sido la cuna de asentamiento de diversas civilizaciones a lo largo de su historia, culturas ibericas, romanas y musulmanes…dejando huella de construcciones o restos arqueológicos de gran valor histórico como El Castillo De Denia

Los orígenes de la ciudad de Denia se le atribuyen a los griegos que crearon una colonia llamada Hemeroskopeion. Los romanos se interesaron en su conquista debido a su privilegiado enclave en la costa Mediterranea y la Bautizaron Dianium, debido a su diosa Diana y establecieron una base naval. Los musulmanes no quisieron dejar pasar el encanto de la metrópoli y la conquistaron en el 713, tres siglos más tarde se transformo en un reino de taifas (Denia fue llamado por los musulmanes Deniyya que significa en árabe tierras bajas) que abarca los dominios de la comarca de la Marina Alta, Alicante, Murcia y parte de las Islas Balerares . La ciudad Dianense alcanzo su máximo esplendor con la reconquista cristiana y la instituyeron como cabeza del Marquesado de Denia. La trifulca por la sucesión al trono sostenida entre Felipe V y el archiduque Carlos destruyó infinidad de edificios y se abolieron los derechos a sus habitantes, destruyendo la Vila Vella etc… Sobre el siglo XIX poco a poco Denia fue recuperándose resurgiendo como la ciudad más importante de España en el comercio de la pasa. Gracias a este fruto tan diminuto la ciudad consiguió realzar la actividad aportando nuevos negocios a los agricultores que araron nuevas tierras para sus viñedos y el entorno rural se plago de hermosas villas ayudando a aumentar la población increíblemente.

El esplendoroso comercio de la pasa renovó la metrópoli, cosmopolita y surgió una burguesía comercial importante que atrajo a multitud de empresas extranjeras consiguiendo un aumento de la población. La renovada ciudad de Denia aumento su entramado urbano y se desbordó de agentes y representantes comerciales que no querían perder la oportunidad de hacer negocio en lugar tan atareado y floreciente como el Puerto de Denia. La llegada del siglo XX supuso un cambio en la economía de la ciudad que abandonó el comercio de la pasa, llenó sus campos de naranjos y aposto en la industria juguetera.

En la década de años 60 el paisaje y la económica se transformaron completamente con la llegada del turismo nacional y extranjero atraídos por sus playas y su fantástico clima de convirtiéndose en la principal fuente de ingresos y de crecimiento de esta bella ciudad, así como todas las poblaciones de la comarca de la Marina Alta. En la actualidad, Denia embelesa al visitante por su clima y paisaje, además de un turismo en el que una apasionante historia impregna la arena de sus playas y siendo el principal motor de la economía, promoviendo la construcción y demás sectores relacionados como la actividad inmobiliaria y el bienestar de toda la zona y sus habitantes.

Hoy podemos disfrutar de todos esos rincones históricos que forman parte de esta bella ciudad como el Barrio de los Pescadores o una magnifica Costa de 20km, al norte las suaves Playas de las Marinas: Les DevesesLa AlmadrabaEls MolinsLes BovetesLes Marines,Albaranas y Punta Raset, y al sur la zona rocosa de Les Rotes que la caracterizan por su preciosas calas y el paseo marítimo. La Marineta CasianaEl TrampolíLa Punta NegraLes ArenetesLa Cala). y conforman un mosaico pintoresco de la Costa Blanca, aderezado con tradiciones culturales y festivas como els Bous a la Mar o las Fallas que atraen año tras al año al visitante y sobre todo su exquisita Gastronomía basada en los pescados y mariscos frescos, además de los productos naturales de la huerta valenciana.